Wonder Woman. Pos a mí me ha gustado

By 28 julio, 2017Pelis y a lo loco

Wonder Woman. Badass Woman is in da house.

Pues en esto que fui a ver Wonder Woman al cine… y bueno, pues me ha gustado oye.

Lo primero es lo primero: no soy un fan de la mujer maravilla. Esa parte de DC (yo soy más del nazi de Batman) me es extraña. Pero esta peli ha hecho que me haga fan, como poco, de la interpretada por Gal Gadot.

Es una película entretenida, con sus momentos de drama (dramita, más bien), y con sus otro momentos, a lo 300 pero por amazonas que reparten más toñas que un certamen de MMA, la princesa Buttercup haciendo lo que vendría a ser el papel de Liam Nesson en cualquier cosa que hace, o sea, de mentora, y un argumento relativamente entretenido donde Diana, sin duda, es la protagonista y los hombretones que aparecen son o carne de tortas o los cuasi indefensos rescatados.

Wonder Woman

Bien se le podrían haber recalentado los brazaletes de la de tortas que da, que no son pocas… Señores, señoras, WonderWoman ha llegado a DC y os va a enmendar la plana como un entrenador personal chillón, pero con una sonrisa devastadora.

Y es que Wonder Woman, con una sorpresiva Gal Gadot que en Batman V. Superman no me convenció, se las trae. Es fuerte, pero no descuidada, como Superman-ahora-mato-inocentes o el Batman-aniquilo-todo-lo-que-se-menea de las últimas reversiones de DC que, desde luego, no han calado en mí como las figuras del Señor Ricito Perfecto y Batamargado.

El personaje es sólido, la aventura, lógica (hasta cierto punto), y la trama de Diana en torno a sí misma, a la I Guerra Mundial y con el personaje de Chris Pine orbitando y como desencadenador y facilitador de la historia es fluida. No se me hizo pesada o larga en las dos horas que dura.

Vengo a deciros, sin espoilear mucho, que la película se deja ver; se deja, incluso, querer. Tiene esas escenas de acción a lo Snyder, pero con el buen gusto de no abusar de la cámara lenta. O sea, con alguien sensato que modere los efectos. Y la música es muy reminiscente también a 300 (o a mí me lo ha parecido)

Wonder Woman, como superheroína, es dura, es fuerte, burra como ella sola (escena de rodillazo al campanario, no digo nada más); pero inteligente y estratega. Es algo inocente, pero no es mema ni han querido reírse de ello ni hacer gags o chistes fáciles. Es una mujer honesta. Y por honestidad te puede descorchar la cabeza si te equivocas de bando. Parece la adecuada para meter algo de cordura en las molleras de Bataffleck y Supercavill. Y de paso conrtarrestar la testosterona de Aquamomoa ella sola sin despeinarse mucho.

No quiero hacer una crítica completa, analizar la banda sonora, los efectos, actuaciones, etc. Sólo decir que, desde mi punto de vista, es una buena película, entretenida, llena de acción y que es un Wonder Woman’s Origin más que digno, con un personaje atractivo y carismático, con muchas concesiones a la imagen clásica, como la diadema, brazaletes, uniforme, etc, pero sin que parezca un florero para La Liga de la Testosterona que está por caer.

Realmente lo que quiero decir con esta crítica es que sí se pueden hacer películas interesantes de superhéroes de DC sin recurrir al oscurantismo, al tormento gratis (hemos visto la muerte de los padres de Wayne catorce millones de veces), a las destrucciones masivas (no me comparéis el campanario con el edificio de Superman o con las Batburradas) gratuitas y a las paparruchadas de guión que cambian el carácter de los personajes (keyword: Martha; ahí lo dejo).

Gente, oh pobres gatos que os pasáis por aquí, id a verla que vale la pena.

Hale, es todo por hoy. ¡A pastar!

Leave a Reply