Por qué me quiero ir a vivir a Just Cause 3. [CTV]

By 13 agosto, 2020videojuegos y a lo loco

Bueno, a Just Cause 3 no, al mundo que le construyen, Medici. Nombre puesto por anglos donde lo haya, pero me da igual.

Es un juego que no destacó demasiado, siendo otro más de la saga JC, mejorando cosas de los anteriores pero sirviendo, en principio para lo que sirven los Just Cause: PARA EXPLOTAR COSAS. Y, a ver, lo explotar cosas lo hace estupendamente.

Pero lo que más me gustó del juego, aparte de su contenido, un guión normalico de los de Los Mercenarios, que destaca mucho cómo definen al prota, Rico Rodriguez, en el JC4: «Entusiasta de derribar dictaduras». Lo digo de memoria, no me peguéis si no es literal.

El juego como os decía va de Rico Rodríguez consiguiendo un arsenal tocho para destruir la dictadura que Sebastiano Di Ravello ha instaurado en su archipiélago de nacimiento, el ya citado Medici. Te ayudan los de siempre, incluyendo un primo insufrible.

Pero hay dos cosas que me encantaron del juego: primero, cómo reinventan las armas y te dejan llevar las cosas más tochas que se les pudieron ocurrir. Segundo, el mapa, el universo en sí.

Medici es un lugar que lejos de ser idílico son varias islas con sus características, bastante grandes, con bases enemigas que destruir y demás, pero para ser un entorno creado para esto, para hacerle un «pum y explota todo menos las vacas», en el que han volcado más horas de creatividad para hacerlo creíble de lo que parece. Tiene una historia brutal, con paganos prerrománicos, dos religiones propias y antiguas, al toro ya las diosas madre, y cada asentamiento tiene una razón de ser, muchos con sus propias ruinas romanas o medievales. Hay viejos templos en lugares inaccesibles, otros lugares donde te llevas sustos porque las estatuas se mueven, montañas desde las que tirarte y cuevas en las que entrar. Las casas son una mezcla de arquitectura italiana, sarda y mediterránea en general. Hay granjas, viñedos, huertos, frutales y diferentes biomas. Lo tiene todo. La zona norte de la isla mayor está medio abandonada y no tiene asentamientos más que militares y ruinas porque hicieron pruebas con armas… vamos que tienes de todo. Hasta puedes montar en vacas si se te va lo suficiente la olla. Pero solo las de cuernos azules. 😉

En la wiki de Just Cause 3 puedes encontrar muchos datos sobre ese mundillo, Medici, con su historia y sus cosas interesantes. De verdad, me iría a vivir allí.

Armas.

Porque en el fondo hemos venido a hablar de armas. Aunque me quiera ir a vivir a Medici.

Lo curioso de Just Cause es que reconvierte las armas. No coge modelos ni marcas actuales como en otros juegos de abundancia de tiros sino que tunea armas, le pone sus propios nombres y te las zampa. Más de 25 tipos incluyendo futuristas que suenan como si dispararan vasitos de chupitos.

Los lanzagranadas y lanzacohetes son joyas puras. Desde un M202 Flash que haría avergonzarse a Schwarzenegger en Commando hasta bichos maravillosos y momentos en los que puedes llevar una M134 Minigun y liarla muy parda.

Pero, ¿es todo esto un buen motivo para querer irte a vivir a Just Cause 3 y a Medici?

A ver… cómo te lo explico…

Helicópteros.

Molones.

Dorados.

Lanzacohetes.

Y con blindaje.

Si eso no os convence FUERA DE MI ISLA

Lo mejor para tus vacaciones. El estilo, el dorado, el bigotaso…

El listado de armas es enorme, largo, complejo, con un montón de cacharros que son las fusiones de una noche de borrachera y drogas en una armería por un armero enano loco perdido. Lo cual no dejo de alabar.

Listado de armas por IMFDB de mis amores.

Donde podemos tener mezclas bizarras y sugerentes como un SVU Dragunov con un Norinco Type 86 y tan panchos.

Tal cual. O sea, lo fashion.

De Medici me quedo con todo su worbu, sinceramente. Las armas son un extra.

Pero, de verdad, libraos de los prejuicios, el juego es lo que es pero es divertido. Pero ved más allá y veréis que es un mundo muy sólido, con un montón de cosas que explorar, secretos, historias e Historia propia que te hacen desear un juego de rol de esto. De hecho yo me lo estoy planteando fuerte.

Leave a Reply