En esta ocasión, pasamos del análisis de armas en películas, series y videojuegos a… ¡¡chan, chaaaan!! ¡Recomendaciones de pelis con muchas armas! Pero intententando que la peli sea medianamente buena, no nos vale con que tenga una simple acumulación de pistolones y cañonazos para justificarla. Algunas, sin duda, ya las conoceréis y hasta las habréis visto mil veces. Intentaré poner unas cuantas algo menos conocidos, pero con la caterva de frikis que suelo reunir, está difícil. En esta ocasión me centro en cinco, pero si alguien me lee y quiere poner alguna más que la escriba en los comentarios y haré otro post al pelo.

 Empecemos con un buen montón de armas:

Ases Calientes

Smokinacesposter.JPG

Reúne una ingente cantidad de armas por fotograma. Pistolas, subfusiles, subametralladoras, rifles antimaterial, Chris Pine haciendo el bandarra con los hermanos nazis…

Chris Pine en Ases Calientes haciendo el bandarra

Os juro que este tipo engorrinao es el futuro capitán de la Enterprise. Todos tenemos un pasado: niños, id al instituto y podréis capitanear una nave hiperespacial.

No os destripo nada, de hecho me niego a hacer sinopsises: tiros, un argumento que más o menos, y balas como si fueran gratis, tiros hasta a través de las paredes (literalmente), Alicia Keys que cambia el piano por una Jericho 941 y sangre como si fuera el día del donante y se hubiera derramado todo.

Matrix

File:MatrixCover.jpg

Conocida por todos, esta pequeña pieza que, salvo por los Nokia antitanque sigue envejeciendo bien, es una pequeña oda al armamento pavonado en negro. No sólo tienne armas muy particulares que marcan y remarcan a los personajes (como la Browning Hi Power de Dominó a juego con ella misma, o Desert Eagle Mark XIX de los Agentes Smith), sino que hay una escena que realmente es el ideal de todo fan del armamento a full y de los roleros cuando le dicen a su master (director de juego, de partida) “me armo”, y piensan efectivamente lo que les gustaría llevar. La lógica es para los cobardes. Es más, más abajo haré un breve cálculo.

La escena en cuestión es cuando Neo entra en el vestíbulo del edificio donde tienen a Morfeo retenido y donde Smith le está soltando su perorata de que no lo abrazaron cuando era un programa chiquitito.

 

Neo full weapons in lobby scene

Cuando te preparas para la guerra no piensas en la que puedes liar ni a cuántos puedes matar como te de un apretón y tengas que ir al baño…

Contemos, niños y niñas:

2 Berettas 92FS.

2 MicroUzi

2 Skorpio 61

2 Heckler and Koch MP5K

Todo eso de entrada, y tirando grosso modo, pesa unos 15 kilos (me he documentado, sus lo juro), sumándole la munición. Por lo tanto tenemos que Neo puede hacer kung fu con 7,5 kilos por banda y sin bragueta aparente (vendría preparadico de casa).
No está nada mal. Lo dicho. Artes marciales y tiros, armas a tutiplén que disfrutar y tiros y más tiros. Que ya la habréis visto, seguro, pero ¿habéis contado todas las armas? Jejeje…
Por no hablar del momentazo de Neo mostrando todo su poder armamentístico. Y no, no me refiero  ni al kung fu, ni a parar balas con la mano en plan “bebo zumo de universo”, ni siquiera el momentazo confesional de Trinity. No. Me refiero a este:

¡Al Morfeo ni tocarlooo!

Neo con cara de suma concentración (aunque parezca estreñido) a cámara lenta mientras lanza una pared de balas a los agentes Smith. No hay puerta que una Gatling no abra…

Desperado

Veamos, que sí, que ya sé que hasta ahora las habéis visto todas, pero no estamos aquí para ver quién ha visto más pelis (para eso están los piques de Filmaffinity), sino para detenernos a examinar las armas que salen. Desperado es una de esas pelis de Robert Rodríguez donde el argumento es lo de menos, y los tiros lo de más. O sea, que tenemos a un Antonio Banderas que suelta más tiros que una peli bélica de Spielberg, por los dos bandos. Muertes a granel y munición inacabable, con pistolas muy personalizadas y tuneadas, Desert Eagles también, por supuesto, esgrimidas como si su retroceso no fuese igual que la coz de una mula con almorranas, pistolas Ruger que salen de las mangas (las tuvieron que cortar para que cupieran), AutoMags, Colts Government, escopetones, y ya de las fundas de guitarra lanzamisiles y ametralladoras mejor ni hablamos.

Banderas engorrinao y apuntando a la peña

Armado hasta morir. Porque la vida del mariachi es complicada… Música, mujeres, balas, escopetas escondidas en la nuca, tequila hasta en el grifo del agua fría, porque eres un hombre muy honrado y te gusta lo mejor… Pero sobre todo, elegancia. Porque lo mismo te canta, que jinetea en su caballo, que arrasa un bar.

Película en la que bajo el arrasador sol mexicano el Mariachi arrasa con todo. Bares, malos malosos, limusinas blindadas, las bragas de la Hayek… la vida del Mariachi es dura, pero más lo es tener que ganar lo suficiente para comprar tantísima munición. La película es entretenida, palomitera, llena de armas, fantasmadas, toneladas de sangre y de humor negro, un Banderas con su habitual hablar raspado y machacando malos como si no hubiera un mañana, y para colmo bien engorrinao.
Y ya cuando llegan los compis… Es como decir lo de “salimos de tranquis”. Y por si acaso echas el pasaporte y una muda. Nunca se ha visto un pueblo mexicano que aguante tanto castigo.
La cantidad de armas es tremenda, muy surtida y variada, pero si hemos de destacar algo, tiene que ser un clásico de Robert Rodríguez (cuya foto pongo de otra película, Abierto hasta el amanecer) pero la pieza es la misma:

Codpiece revólver en Dusk til dawn, Abierto hasta el amanecer arma de entrepierna.

Y, ¿quién no siente el Poder en sus pantalones con semejante… ehm… cosa, en los bajos? Eso sí te convierte en un arma letal también de cintura para abajo. Y ya el mecanismo de disparo, eso sí que no quiero ni imaginarlo…

 

Los Mercenarios 1, 2 y 3 

Esta trilogía, (por ahora), tiene el mérito de meter más y más armas conforme sube el número de la película. Como buena “reunión de colegas” cada cual tiene su arma, y van personalizadas, cuando menos. Cuando Sly va con los suyos es como si el mundo fuera su arenero y la lían parda. Hay armas a tutiplén, viejas glorias que aún saben dar espectáculo y soltarse dimes y diretes que deleitan a sus fanses de toda la vida.

Pues con cada película, el listado de armas aumenta (no me lo invento, podéis verlo en IMFDB, una simpática web, wiki de armas en películas, muy detallada y enfermiza; yo mismo lo consulto cuanto tengo dudas y me lo paso pipa). Lo que decía, armas y más armas. Cabe destacar, como he contado antes, que van muy personalizadas. O sea, el bueno de Sylvester lleva una pareja de Kimber Gold Combat II y un revólver de acción simple (o sea, que tú tienes que amartillarla a cada disparo, como hacía el bueno de Eastwood en sus pelis, si recordáis), que saca como arma de último recurso.

Revólver Single Action Army at three o'clock

Hay quien lleva una cantimplora y quien lleva un revólver con balas como bellotas. Que Sly es tanto una gloria como un clásico. Claro que con esas manos como sartenes y venorras como rabas de calamar, no se lo diría yo en la cara…

 Total, que en estas películas podéis ver cantidades y cantidades de armas de lo más variado que además encajan muy bien con los personajes. Las altamente personalizadas de Sylvester, los cuchillos de Statham, P90 para Jet Li, que es chiquitito, un lanzagranadas M79 y escopetas recortadas a corta distancia para el gigantón de Lundgren, y una AA12, grande, ruidosa, con cargador de tambor que lanza tres veces su carga y minigranadas de cartucho para el no menos grande Terry Crews y cobardicas Glock 17 que saca el insigne Eric Roberts para amenazar rehenes y matar a gente indefensa, como buen malote.

Claro que en este género de pelis también hay espacio para el exotismo. Es decir armas que suelen verse poco y de fábricas menos conocidas. Como la Brügger & Thomett MP9 que esgrime Jet Li durante la persecución con Sylvester o el Arsenal Shipka que sale distraídamente en la 1 y en la 2.
Pero si algo merece ser mencionado de esta serie de películas, es, sin lugar a dudas, no los rifles de asalto con escopetas montadas debajo, no la tremenda cuchillería de Statham, ni siquiera el hecho de lanzarle una moto a un helicóptero (de lo más normal). No. Es al tres veces grande, pese a lo chiquitito, Jet Li masacrar a unos cuantos malotes random con sartenes de fierro.
Porque las sartenes no necesitan munición, no se encasquillan ni hace falta recargarlas. Y además hacen comida.

Maverick

Porque tenía que poner una del Oeste, del género gambler comedy, comedias de jugadores, y protagonizada por unos muy grandes Mel Gibson, Jodie Foster, James Garner, Alfred Molina, James Coburn y Graham Greene.

En esta película en concreto hay una gran variedad de revólveres y rifles de final de siglo XIX, y podéis ver un montón de bellos ejemplares de single action (ya os he dicho lo que es) y alguna exquisitez más notoria, como la Derringer que se saca Ángel (Alfred Molina) de la manga en su respectivo riel, nacarada, como mandan los cánones, y también la pepperbox tan lady que Jodie Foster le presta a Gibson.

En esta película podremos encontrar revólveres clásicos, bonitos y bien llevados, con tiros los justos, pero muy aparentosos todos. También varios Winchester, un Henry y un Sharp. Y risas. También hay risas. Os vais a reír.

Jodie Foster en Maverick con una Sharp Pepperbox cal .32 rimfire.

La señora Bransford enseñando lo que es tener estilo con su Sharps pepperbox .32rimfire. Una lindeza para ponerte los pavos a la sombra a corta distancia. Así que nada de besitos.

Bonus track:

Como curiosidad, Mel Gibson, que interpreta a Bret Maverick, lleva un Single Action Artillery (que alterna con un Quick Draw muy parecido), que es el mismo revólver que llevó James Garner, (que en esta película asume el rol de Zane Cooper, un sheriff), pero que en 1956 interpretó a Bret Maverick en la serie de televisión. Serie en la que además sale un jovencísimo Clint Eastwood portando el mismo revólver. ¡Toma ya bonus track!

Y hasta aquí, niños y niñas, en esta ocasión.

Cinco pelis, cinco acumulaciones de armas.

Decidme vuestras pelis, y hacemos otra entrada.

A más ver.

Leave a Reply