El Señor de la Humanidad, Herejía de Horus, 41. Idas de olla en la Telaraña. [CLT]

By 13 enero, 2020Libros y a lo loco

Pues hará como dos semanas que me acabé la novela número 41 de la Herejía de Horus (sí ya lo sé, esto enfermo, algunas son basura y blablabla, si no os quito la razón, pero cada cual sus vicios, oyes). Está escrita por uno de los que más me gustan de los escritores de Black Library, Aaron Demski-Bowden, que es un friki de primera. Los otros dos que me molan son McNeill y Abnett (aunque Abnett tiene sus Cosas).

Aaron Dembski-Bowden: A ver qué tú va a desí de la novela que te hundo el pecho con el bolter, paiaso…

Os resumo sin espoilear demasiado: Magnus, cuando hizo todo lo que hizo (aunque algunos digan que No Hizo Nada Mal), creó un estropicio del cagarse en el proyecto de papi Emprah. Resultado: el proyecto Telaraña a tomar por saco. Si papi hubiera avisado de que no le REVENTARAN TODAS LAS DEFENSAS PSÍQUICAS, quizás hubiera… nah, se habría liado igual. Algo habría petado.

Magnus a punto de No Hacer Nada Mal.

LA CUESTIÓN es que se lía mientras el Emprah hace sus cosas desde el proto-trono dorado y leemos por todo el libro a Custodes, pringaos del Mechanicum y Hermanas del Silencio liarla parda y perder a base de hostias ante una invasión demoníaca dentro de la Telaraña, en las ruinas de una ciudad Eldar. Y ya. Básicamente. Que sí, que final -Oh, No Podrás Creerlo-, pero vamos, que Big E, aka El Emperador De La Humanidad Al Que Todo Le Brilla En Dorado sacrificará todo lo sacrificable para Llevar La Razón™. Diría que es disfrutable porque aparecen Custodes y las Silenciosas y tal, pero es que… tienen el carisma de una patata. Y eso que lo intentan… pero no. Empiezan perdiendo y no mejoran y ese sabor amargo no te abandona en ningún punto de la narración. Sí, ya, que esto es grimdark, no es de esperar flores y tal, pero no hay fluctuación, es todo una cuesta abajo que hasta te desanima un poco.

Quizás es que esperaba más tralla por parte de los Custodes, más alucinancia, no sé.

En fin, me leeré el siguiente, Garro, pero en español no sale hasta Marzo así que habrá que esperar. Mientras tanto estoy con el Ómnibus de La Santa de los Fantasmas de Gaunt. A ver qué tal. Ya acabé el Ómnibus de Fundación y me quedrá el de Los Olvidados. Veremos.

Novela entretenida y que te permite ver muchas cosas, incluyendo un bofetón que le meten a Malcador y algo de la estructura del Palacio Imperial aka Media Puta Asia.

Hale, a pastar hasta la póxima.

Le doy tres bólters de cinco porque salen Custodes. Y el Emprah. Y porque le meten un gallufazo en toda la cara a Malcador el Sigilita.

Leave a Reply