Cara a Cara

By 23 noviembre, 2014Realistas

He vuelto, igual de alto y el doble de guapo.

Han sido meses ocupados y trabajando mucho, pero como venimos a reírnos y no a que os cuente mi vida, que no os interesa, pasemos a la materia en si. ¡ARMAS! Mwahahaha!!

La temática que traemos hoy es la de ¡CARA A CARA! (Leedlo como si tuviera eco, así, en plan impresionante).
Un divertido compendio breve de grandes enfrentamientos entre personajes de pelis a tiro limpio. Uno contra uno. Arma contra arma. Mala leche contra mala baba. Esas cosas que le dan gracia a una película, vamos.

Con cara a cara, además de hacer referencia al clásico de John Woo (pistolas, más pistolas, palomas volando a cámara lenta…) en el que Travolta y Cage se lían a tiros uno contra el otro con sus respectivas pistolas hablamos de ese género de enfrentamiento directo entre el prota y el malo, uno contra uno..

CARA A CARA

Discreto, como buen malo maloso, medio desquiciado, medio empastillado, medio flipado, medio capullo, medio genio loco, lo que hacen un total de dos psicópatas y medio reunidos en una sola persona (frase homenaje a Terry Pratchett), el personaje de Nicholas Cage, Castor Troy, lleva unas discretísimas Custom Springfield 1911 A-1 con dos frenos de boca en V-2, porque, claro, ya que eres malo y tienes un pipón, le metes munición de la chunga, la que hace mucho pum, pum y suelta unas llamaradas que parece el dragón Smaug en pleno ataque de ardores.

Es como “los oros”. O se tiene style o no se tiene. No, no lo tiene. Sólo es malo. Si es malo, chapas en oro para demostrarlo.

Y, claro, el poli tiene que ser sencillo, modesto, sin cromar, natural como la vida misma. Y Travoltio (dejemos de lado quién se pone la cara de quién, que los rollos de personalidad son para el psicólogo; aquí nos interesan las cosas que hacen “Bang, bang”) lleva algo más reglamentario, simplito, sencillo, como muy campechano.

Travolta pensando a la velocidad de una bala. Chistaco. Pero es que soy así de majo y ocurrente.

Travolta, nuestro bailarín-psicópata-sectario favorito, que lo mismo se calza como alien con tapones en las narices que de avezado investigador (en serio, no os perdáis La hija del general Basic) esgrime gran parte de la película un arma reglamentaria Sig Sauer P 226, en dos tonos, muy mona y accurate.

Yyyy, el enfrentamiento esperado:

John Travolta and Nicolas Cage in Face/Off (1997)

Da igual lo que diga la peli. Todas las tortas y tiros venían a colación de quién pagaba la cuenta…

Mr. & Mrs SMITH

Una de las habituales de este blog, porque es que da para todo, es esa peli de Pitt y Jolie donde tan pronto se calientan a guantazos que se quien con pasión y hacen el ardor en la casa destrozada, que destruyen las fuerzas de sus empresas de espionaje y cosas secretas.
Y es que nadie dijo que el matrimonio fuera fácil, la verdad. Y más si hay armas en casas. Por un quítame allá estas pajas, se lía una marimorena que avían la casa y convierten el parquet en palillería.

Y he aquí una de las escenas de discusión marital, donde la señora lleva más armamento que algunos países y el señor Pitt, Smith, una pistola, pero le saca buen partido. Veamos las cacharras.

Caaaaaariiii... qué te dije de la tapa del vaaaaateeeeer...

Caaaaaariiii… qué te dije de la tapa del vaaaaateeeeer…

Claro, dicen, nunca desdeñes lo que una mujer enfadada te pueda hacer… Pero, leñe, de ahí a que te deje como un colador… Vamos, que si la ves así, seguro que te lo mereces…
Pero, el Señor Smith no se anda con chiquitas. Más bien se anda con grandecitas. Frente a las dos cacharras que lleva su señora, a saber, una HK UMP 45 que escupe más balas por minuto que un político mentiras y “yo no he sidos” y una más que decente, pesada, tremenda y brutal HK FABARM FP6 recortada que te puede hacer un boquete del tamaño del sombrero de un picador especialmente cabezón, el Sr. Smith contrapone una simple pistola. Pero es que es muy así. Muy sobrao y eso.

Sin embargo, el Sr. Smith, buenorro y profesioná como pocos, elige lo que tiene a mano, dado que su santa mujer le había limpiado el nido de armas que tenía en el sótano, que, de querer, le habría permitido declarar la guerra a un país pequeño. Así que coge una 1911 XSE con un silenciador grande como una botella de cocacola de medio litro y munición bellotera, y hale, a discutir se ha dicho.

churri… te dije que las cortinas eran más feas que los pies de otro. Ven que te enseñe mi argumento, ven…

Y, cómo no, la imagen del cara a cara, que es de lo que va el post.

Cari contra cari. Acaba en polvo, fijo. Él no volverá a dejarse la tapa levantada y ella no le pondrá más berenjenas pochas...

Cari contra cari. Acaba en polvo, fijo. Él no volverá a dejarse la tapa levantada y ella no comprará más cortinas horrendas (ved la peli).

Cuánto amor se respira en el aire. Y pólvora. Y escombros. Dejemos a los tórtolos… Pasemos a más jeta contra jeta…

ASESINOS

En esta película que nos muestra el atractivo mundo del freelance de las muertes ajenas (por si alguien es demasiado literal, “mode Ironía On”), nos encontramos con un cara a cara entre dos estrellas, Silvestre Stallone y Antonio “malaguita” Banderas. Dos asesinos. Dos estilos. Una chica (que desearía estar sacándose las muelas la mitad del tiempo que estar en medio de los tiroteos…) y un gato. No hay peli sin gato. Es un hecho, todos lo sabemos.

La cuestión es que Banderas, que desempeña el papel de Miguel Baine, le busca la boca de continuo a Stallone, y en el enfrentamiento final, con la misma arma, una Ruger Mk II de supresor integral, o sea, que lo quieras o no, lleva un silenciador gordote en el extremo, y se dan de tiros. Alegremente. En un hotel abandonado en un paraíso tropical. Para que luego digan que no hay style en la peli.

banderas

Ay, Antonio, tú siempre provocando con los melenorros leoninos…

Y, claro, con tanto ego en el mismo corral, como que no se puede. y a tiros…

silvestre

Ay, Silvestre, tú siempre provocando con tu… ehm… esto… tú siempre provocando… y tal…

Y el enfrentamiento cara a cara… Solo que como no he encontrado fotograma de estar a tiros y diciéndose cosas, he cogido la escena del banco, donde se dicen cosas, pero bajito, que es un banco…

thumb

Banderas: ¿Por qué en los bancos también se habla bajito? Silvestre: No sé. A lo mejor luego no te dan caramelos…

Pasemos del calor tropical del lugar donde fuere que estos dos se atizaron el plomo,  y busquemos otra, también del amigo Silvestre, donde hay un cara a cara en condiciones… Y bizarro donde los haya…

DEMOLITION MAN

Tras este nombre que bien se le podría poner a una empresa de albañilería especializada en manolos revientamuros, encontramos una película la mar de entretenida y con dos dos protas, el prota y el antiprota y la chica. Porque tiene que haber chica, que si no, pa qué.

De un lado tenemos a Simon Phoenix, interpretado por Wesley Snipes totalmente oxigenao, con una ristra de armas más larga que los cargos de imputación de la mitad de nuestra caterva política.

601px-DemoMan_043

El Oxigenao preparado para repartir tiros con su Fáser (un G11), con más ilusión que un niño en Navidad… Y es que su alegría es contagiosa…

Y cuando Phoenix apunta su H&K G11 (que ya dijimos en otra entrada que era una de esas armas tan raras que puedes usar de arma futurista y,  tienes que ir hasta con cuidado, porque no sabrías por donde esgrimirla…) y se prepara a soltar confeti futurístico…

Stallone con su escopetón, cual cateto al borde de su linde...

Stallone con su escopetón, cual cateto al borde de su linde…

Stallone, como John Spartan, pilla las armas que puede, pero en el primer cara a cara con su némesis oxigená, tira de esta siempre fiel Stoeger /IGA del 12, que también hacen unos boquetes bien monos. Un arma clásica en manos del bueno de la peli, de solo dos tiros, frente a las armas automáticas y más modernas que Phoenix esgrime alegremente.

Y, finalmente, en un cara a cara como pocos, Simon Phoneix usando UN CAÑÓN. ¡¡YUJUS!!

Díselo a cañonazos. Resultado garantizado.

Díselo a cañonazos. Resultado garantizado.

Bueno, niños y niñas, hasta aquí por hoy, que ya se me hace tarde.

Habrá más.

Divertíos, leed, ved pelis y sugeridme más temas para el blog. ¡¡Besines y tiros para todos!!

Leave a Reply